martes, diciembre 28, 2004

Carta

Hola xxxxxx,
Solo una idea me lleva a escribirte, la posibilidad de conseguir, aunque sea fugazmente, que entiendas las actitudes que han plagado mi comportamiento contigo estos ultimos meses.
Querría poder explicarte, entre estas desordenadas líneas, las razones de mi silencio. Porqué ¿como podría vivir, sino en silencio, bajo el inmenso torrente que inundo mi vida cuando supe la noticia de tu boda?
El silencio pues, fue la consecuencia de mantener la respiración, intentando evitar así, que se encharcaran mis pulmones en un mar de tristeza.
Y mi ausencia. Aquellos encuentros bajo la fría y pálida mañana que desaparecieron de nuestras vidas. Una vez más, la única forma que encontré de no mostrarte mis ojos hinchados de toda una luna llorando. Aquella luna que contemplábamos juntos, aquella luna que me acompañó todas las noches que en silencio, para no despertar a nadie, mis lagrimas reflejaban la imagen del perdedor, del solitario, del estúpido que sintió la necesidad del cambio.
Siento vergüenza ahora, contándote estas cosas en torpes líneas de palabras mal agrupadas, una vergüenza que me recuerda a tus tímidas miradas aquel verano que nos conocimos.
Lamento que, como dices, te parezca que me he distanciado de ti, también, que pienses que no soy justo, que soy cruel contigo al desear olvidarte, pero sobre todas las cosas lamento no poder mirarte a los ojos y decirte que cuanto más me alejo de ti, más te amo.
Me despido mandándote uno de aquellos besos que se nos perdieron por el camino.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Por segunda vez esta mañana, leyendote, leyendola, se me ha encogido el corazón...

Yo sólo percibo un infinito amor en esas letras, un amor que ha pervivido en el tiempo.

Besitos tristes

Natalia

maricoché dijo...

Totalmente deacuerdo con Natalia...
No dejan de ser bellísimas palabras cargadas de intensidad y de nudos en la garganta, supongo que por eso es mejor escribirlas que tratar de decirlas...
Y en estos frios dias, el recuerdo de su mirada , de sus besos, de sus caricias...pero...sabes que?
"No llores porque terminó, se feliz porque existio"

Bezitos de canela!!!

Baco dijo...

Bueno Natalia, no todo va a ser sexo no? :-P
Un beso.


Maricoché, siempre hay que hacer caso a tus sabias palabras, nada termina en el mundo de los recuerdos.
Otro beso.

Anónimo dijo...

Ah no??? ¿es que hay algo más?

;)

Elisabeta dijo...

Jo...no me quiero poner tristona justamente hoy...pero esta carta toca la fibra sensible...desearia que sólo fuese una carta y no el contenido de lagrimas en tu corazón por un amor que perdiste...besotes

Baco dijo...

Como le gusta provocar a mi vecinita :P

Baco dijo...

Elisabeta, no te pongas triste... estas cartas cubren paredes de la vida, no es malo, son recuerdos.

GLAUKA dijo...

28 DE DICIEMBRE ... DIA DE LOS INOCENTES!

Mal día para reflexionar, querido Baco, mcho menos, para dejarse atrapar por una inocentada del destino.

Ese día también sufría, pero ya no ... tú?

Hoy, nada de besos, sólo mimos y abrazos retiernos. Duérmete, que te abrazo.

Baco dijo...

Te encuentro en otro dia, otro misterio descubierto... :P

Sufrir? se deja de sufrir? se deja de disfrutar? gracias a dios nunca acaba ni una ni la otra cosa...


Sin besos, solo abrazos, me parece encantador, me dormiré en tu regazo...