viernes, julio 01, 2005

Ella

Recuerdo sus manos como el testigo de mis sueños, sus ojos como recuerdo de lo divino, sus besos la diferencia entre realidad y fantasía y sus sonrisas la felicidad en pequeñas dosis que nunca me abandonaron.

8 comentarios:

galilea dijo...

Te deseo que no pierdas nunca la felicidad que se refleja en esa sonrisa y en esa mirada.

Un beso, dulce Baco

maricoché dijo...

EL....
Sus manos, dulces y delicadas, como la de un pianista.
Sus ojos, negros, profundos, dulces, dulciiisimos, como su mirada.
Sus besos, manjar, manjar del que no me cansaria de beber...
Y su sonrisa, el mejor regalo que nadie pueda tener!!!!!!

Beziiiiitos mi debilidad!!!
Se le echa muuucho de menos
:(

Baco dijo...

Galilea, las sonrisas no son duraderas, solo duran una mirada... y las miradas a veces son tan desconfiadas...

Un beso

Baco dijo...

Maricoché, siempre tan incondicional, siempre haciendome temblar...

Un dulce beso para mi dulce Maricoché.

Elisabeta dijo...

Espero que Ella siga sonriendote durante mucho tiempo,muackis

Baco dijo...

Elisabeta, las sonrisas son como estrellas fugaces, no es importante el tiempo sino la intensidad...

Un besazo guapa

melissa dijo...

Baco me enamoras y me dominas con esa tiernas melodías ke me recorren con caricias...

Baco dijo...

Melissa, gracias por tan bonitas palabras. Es un placer conocerte.
¿Asi que te enamoro y domino?


Un dulce beso.