viernes, octubre 15, 2004

Tu y yo (vol.7 y ultimo)

[Comenzar a leer vol.1, vol. 2 , vol.3, vol.4, vol.5 y vol.6]
A cada nueva embestida de tu polla en mí, cada vez más fuerte, cada vez más profunda, yo seguía apretando mi vagina, quería atraparte para siempre y los escalofríos que se iban derritiendo por mi espalda me presagiaban que como siguieras aumentando el ritmo me iba a deshacer por completo, y yo quería más, quería seguir disfrutando de esta dulce muerte.

Me abrace más fuerte a ti, acariciaba tu espalda arañando tu piel para aprenderme cada una de tus vértebras al tiempo que masajeaba tus nalgas para obligarte a meterte mas dentro de mí. Quería alargar el momento y por eso separe mi pierna derecha de tu culo y la pasé por encima de tu hombro derecho, luego, sin dejar que te salieras de mi, manteniendo atrapado tu sexo con los labios del mío, hice lo mismo con la izquierda. El cambio de postura te obligo a incorporarte un poco, y mientras apoyabas una mano a un lado de mi cuerpo, con la otra sostenías mis piernas en alto, sobre tu hombro haciendo la penetración aún más profunda.
La variación de ritmo calmo nuestras ansias solo por un momento, ahora sentía tu glande acariciando hasta el fondo de mi vagina y tus testículos golpeando mis nalgas con cada nueva embestida.


Ahora que tenia tus piernas en mi hombro podía ver la penetración, podía ver como mi polla se hundía dentro tuyo hasta aplastar mis testículos en tu culo y así, estando en el fondo de tus entrañas, apunto de correrme, estire con fuerza de tu blusa, rompiéndola y dejando al aire tus hermosas tetas, notaba como tu vagina se apretaba atrapando mi polla, notaba todo tu cuerpo por dentro, notaba cada centímetro de ti y no quería irme de allí, quería quedarme dentro tuyo toda la vida, quería estar así, follándote siempre. Tus gemidos se calmaron al detenerme dentro tuyo, mi polla también se apaciguo justo antes de que empezara a eyacular en tus profundidades. Quería hacerlo, quería llenar tu coño de mi leche, pero quería disfrutarlo al máximo, así que tras segundos de descanso comencé a embestir tu culo nuevamente, y a cada nueva acometida tus gritos eran más desbocados, cada vez que golpeaba el fondo de tus entrañas con mi capullo, tus gemidos se hundían en mis gritos de placer, y eso me descontrolaba más, acelerando mis penetraciones cada vez más sentía como el semen recorría mi polla buscando la salida, y mis ojos no podían dejar de mirar tu cara, ver tus ojos de placer, tus labios lascivos, tu boca hambrienta, tu lengua sensual. Y te embestía el culo golpeándolo con mi pelvis. Y notaba mi polla penetrándote por completo, golpeando tus entrañas.

La presión de tu polla llegando al fondo en cada penetración, y la tensión latente en tu cuerpo desencadenó en mi un fuerte orgasmo que me recorrió todo el cuerpo y fue ascendiendo hasta morir en mis sienes. Tu orgasmo se unió al mío, tu semen resbalaba por mi interior como lamiendo las entrañas y yo me apretaba más a ti, clavándote las uñas en la espalda.
Comenzamos a bajar el ritmo hasta detenernos, nuestra respiración seguía agitada, nuestros cuerpos sudaban y el pulso se percibía en nuestros cuellos, con las venas a punto de estallar…

Volvía la calma, te abrazaste a mi, bajaste mis piernas y poco a poco fuiste abandonándome, saliendo de mi mientras me regalabas un fuerte beso, sabías a salado, el sudor, mis flujos, el calor… todo estaba ahora en nuestras bocas… y ambos seguíamos mirándonos…
FIN
(mil gracias a la coautora)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Uffff Baco que mal llevo yo las cosas por capitulos, que buen final..un beso y buen finde..

Elisabeta dijo...

Uhms...si seguis mirandoos creo q esto no va a ser el último capítulo. Besitos Baco,excitante,morboso y sugerente como siempre...

Baco dijo...

Vecinita... porque llevas mal las cosas por capitulos? no puedes aguantar tu lujuria?

Elisabeta, seguro que hay más.

Anónimo dijo...

Habrá más, siempre habrá más mientras sigas mirándome de esa forma después de cada uno de tus besos.

Natalia

Anónimo dijo...

Baco jajajjajaj como sabias que era yo, si me he fijado que no he puesto la dichosa firma..

Baco dijo...

Señora Vecinita, despues de haber visto sus partes mas intimas a traves de la ventana, no voy a reconocerla cuando me escribe? :P
Un beso guapa

Sólo Ana dijo...

He estado leyendo pero muy bien acompañada esta vez, y no puedo evitar preguntarte: un polvo de diez días, por favor, me puedes decir dónde hay que apuntarse?
Muy bueno, muy bueno, muy bueno.
Nos ha encantado. A ver si lo superamos. ;P